SECTOR ENERGÉTICO

3 millones de personas cambiaron de compañía de luz en 2016

Según un informe de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), más de tres millones de personas han cambiado su contrato de luz en el año 2016, un ritmo parecido al de 2015.

< Volver al blog
cambio de compañía eléctrica

El sector doméstico es donde se han realizado más cambios en la contratación (unos 3.005.682 contratos), entre comercializadores del mercado libre. El 64,5% optaron por un nuevo suministrador de electricidad en el cuarto trimestre de 2016.Los cambios que se han producido desde el Mercado Regulado al Mercado Libre han supuesto el 26,55% del total. En la mayoría de los casos la empresa de destino y la de origen pertenecían al mismo grupo.

Evolución del mercado

Según el informe del último trimestre, el año 2016 se cerró con poco más de 29 millones de contratos, de los cuales el 42% eran contratos del mercado regulado suministrado por un Comercializador de Referencia (COR), y el 58% por un comercializador del mercado libre.
El número de contratos en mercado libre sigue creciendo respecto a los contratos en mercado regulado (PVPC). En 2016, el 58% de los contratos se registraron en el mercado libre frente al 55% registrado en 2015.

Poco a poco, las nuevas empresas eléctricas se están abriendo camino y cada vez es más habitual recibir ofertas e información sobre estas compañías. No obstante, el 94 % del mercado sigue copado por los cinco operadores tradicionales: Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Viesgo. En el Mercado Regulado(PVPC), el 96% de los contratos se reparten entre las comercializadoras de referencia de Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa. Mientras, en el Mercado Libre, la cuota de comercializadoras de los cinco grandes grupos se reduce al 90%, dando lugar a nuevas comercializadoras como CHC-Energía (participada por EDP), Fenie Energía y Holaluz.

¿Qué es la tasa de cambio de contrato de luz y cómo ha evolucionado?

La tasa de cambio de comercializador o switching es el número de contratos activados en un periodo de tiempo en relación al número de contratos totales registrados al final de ese mismo periodo.En 2016, esa tasa fue del 11,1%, dato muy parecido al de 2015. Si nos comparamos con nuestros vecinos europeos, la tasa de switching en España es realmente alta. De hecho, somos uno de los países mayor cambio de contrato de Europa, aunque cabe destacar que en los cinco últimos años se ha producido un descenso del 1%. En el último trimestre del año, las tasas de cambio más altas las encontramos en Cantabria, Madrid y Valencia, siendo Galicia y Extremadura las comunidades con las tasas más bajas.

¿En qué consiste el proceso de cambio de comercializadora de electricidad?

El proceso de cambio es muy sencillo para el usuario. Hay que tener en cuenta, eso sí, que la persona que realiza estas gestiones debe ser el titular del contrato. Para poder solicitar el cambio y firmar un nuevo contrato, el usuario sólo debe buscar, comparar y elegir la tarifa de luz que mejor se adapta a sus necesidades.Una vez tramitada la solicitud, consentido el cambio y firmado el nuevo contrato, la nueva comercializadora pasa a realizar la solicitud de cambio al distribuidor (que es el responsable del suministro de la luz en el domicilio).Después, el distribuidor evalúa si acepta o rechaza la tramitación en base a unos criterios establecidos, y a continuación debe informar al comercializador entrante (nuevo) y al comercializador saliente (actual), siempre y cuando acepte la solicitud.

La tasa de rechazos y el plazo de activación son los criterios que se utilizan para medir la eficiencia de un proceso de cambio.Algunas solicitudes de cambio pueden ser rechazadas y eso normalmente ocurre por problemas en la gestión administrativa. En 2016, el 12,1% de las solicitudes fueron rechazadas. En el último trimestre del año, la razón principal de rechazo fue la siguiente: “NIF-CIF no coincide con el del contrato en vigor” ( 41,5%). Esta fue también la principal causa de rechazo en 2015 (un 38,5% de los casos).Respecto a los tiempos de activación, también se nota una reducción en el número de días necesarios para realizar el cambio de compañía desde el momento que el usuario da su consentimiento. Durante el último trimestre del año 2016 el plazo era de unos 11 días mientras que en el año 2015 ha sido de 13-14 días.Si analizamos por canales de contratación, la venta domiciliaria es aproximadamente 8 días más lenta que el resto de canales.