TRUCOS Y CONSEJOS

¿Truco o Trato? Cuando las compañías eléctricas llaman a tu puerta.

Estos días, los agentes comerciales que trabajan puerta a puerta para las distintas compañías eléctricas están recorriendo nuestras calle con el objetivo de conseguir cambios de contratos.

< Volver al blog
Truco o Trato. Cuando las compañías eléctricas llaman a tu puerta.

El caso es que en Hallowen, empezarán a llamar a nuestra puerta risueños niños disfrazados de Chucky, Kim Jong-un ó el mismísimo Donald Trump, gritando “Truco ó Trato”!!! Pero cuidado, no bajéis la guardia, agazapados entre el albedrío del momento y tanta muchedumbre, pueden aparecer unos amables comerciales en nombre de alguna comercializadora eléctrica, disfrazados de asesores energéticos, que vienen a rebajarnos la factura de la luz, ojo que también pueden ir de 2 en 2 que le da más credibilidad al asunto.

La captación de clientes a través del canal de venta domiciliaria, actualmente es el medio más prolífico para captar clientes por parte de las grandes compañías eléctricas. Lo realizan empresas dedicadas a la explotación de redes de venta subcontratadas por éstas compañías, van en nombre de las compañías eléctricas y en algunos casos muestran algún tipo de identificación ó distintivo de esa empresa en cuestión.

Es un canal de venta masivo y muy intrusivo pero eficaz, especialmente en algunos sectores de la población, como puede ser el colectivo de la tercera edad, aunque no siempre es así, cualquiera puede caer en el “truco ó trato” de tan amables visitantes.

Este tipo de actividad comercial es para las compañías eléctricas el principal origen de denuncias por fraude por parte de los consumidores y de las organizaciones de consumidores, que en algunos casos han sido sujeto pasivo de actuaciones fraudulentas, como la denunciada por Facua a principios de año, en la que los comerciales se hacían pasar por representantes de Facua, desgraciadamente al amparo de esta excusa, nos encontramos casos de timos en los que nada tienen que ver la mala praxis de las redes de venta de las eléctricas, simplemente son amigos de lo ajeno que aprovechan la circunstancia queriéndonos cobrar en metálico un cambio de contador.

La Comisión Nacional de la Competencia y de los Mercados (CNMC) ya ha puesto cuantiosas multas a compañías eléctricas por prácticas abusivas y fraudulentas relacionadas con la captación de clientes por estos medios, pero parece ser que no son suficientes y se siguen repitiendo, cada vez escuchamos casos nuevos.

Por un lado debe haber un control más riguroso por parte de las propias compañías eléctricas y por otro las propias administraciones tienen que regular mejor la actividad de venta domiciliaria. En esa línea, en Cataluña entró en vigor el pasado 4 de Agosto la Ley 18/2017, de 1 de agosto, de comercio, servicios y ferias, que en su artículo 28, regula las condiciones para la venta de productos u oferta de servicios. Dice textualmente:

“No se pueden ofrecer ni vender productos o servicios a través de llamadas o mensajes telefónicos, tanto fijos como móviles y con independencia del lugar desde donde se realiza la llamada, o mediante visitas a domicilio que no hayan sido aceptados por los destinatarios. La persona o entidad responsable de la comunicación publicitaria o el vendedor o proveedor del producto o servicio están obligados a acreditar dicha aceptación.”

    Es decir, en Cataluña desde el pasado 4 de Agosto, el que llame a la puerta del domicilio para vendernos algo, previamente, tendrá que tener una autorización explícita por parte del consumidor.

Esta práctica es algo que la UE está intentando promover y que ya está en vigor en algunos países como Reino Unido o Portugal, esperemos que se haga pronto extensible al resto de comunidades autónomas, habremos ganado en la protección del consumidor.

Aunque hay que tener ciertas precauciones, no todos los que nos llaman a casa para ofrecernos algún servicio vienen a engañarnos, tampoco es justo generalizar por las malas prácticas de algunos, lo que si aconsejaríamos es tener en cuenta ciertas recomendaciones que nos hace la propia CNMC con sus Recomendaciones al consumidor doméstico de electricidad y gas para contratar una oferta, de donde extractamos las siguientes recomendaciones:

  • Si recibes una llamada telefónica o una visita en tu domicilio para que cambies de compañía eléctrica, no debes sentirte presionado, ni precipitarte, aunque sea de tu propia compañía, si te piden la factura ten en cuenta que no será de tu compañía porque ya tendría tu información, así que en ese momento, ponte en estado de alerta.
  • Pide una copia escrita de la oferta con las condiciones ofrecidas y comprueba que en el contrato escrito figuran todas las condiciones que te indica el vendedor.
  • Lo que es más importante, no facilites al vendedor los datos bancarios, ni las facturas anteriores, ni tus datos personales, si no estás realmente seguro de la contratación.
  • Si finalmente contratas a mediante visita a domicilio, tienes un periodo de 14 días tras la contratación en el que puedes desistir de la contratación y este punto debe ser informado por la propia compañía eléctrica.

Recomendaciones cuando las compañías eléctricas llaman a tu puerta

    Al margen de estas recomendaciones, lo que creemos que es más importante, es que antes de tomar una decisión busques y compares la tarifa que más se ajuste a tus necesidades, ten en cuenta que hoy en día hay más de 60 comercializadoras de electricidad y 400 ofertas diferentes.