FACTURA DE LA LUZ

Las 5 claves para ahorrar en tu factura de luz

La electricidad sigue siendo uno de los gastos más importantes de nuestro hogar.
Te revelamos 5 claves que te permitirán ahorrar en tu factura de la luz.

< Volver al blog
ahorrar factura de la luz

1. ¿Tienes la tarifa que se adapta a tus hábitos de consumo?

Nuestro estilo de vida, los horarios del trabajo, nuestras costumbres… hacen que la mejor manera de ahorrar sea, casi siempre, con una tarifa con Discriminación Horaria.

Pero ¿qué es esto de la discriminación horaria? Son tarifas con dos precios distintos. Un precio más bajo durante determinadas horas al día, que se denominan horas valle, y un precio mucho más caro para el resto del día, estas son las horas punta.
Te interesa esta tarifa si eres capaz de concentrar al menos el 30% de la luz que consumes en horario valle (desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano). Por ejemplo, si por trabajo estás fuera de casa de 8 de la mañana a 7:30 de la noche, a través de la discriminación horaria puedes ahorrar hasta un 30% al año.

Este tipo de tarifas están disponibles tanto para los hogares que tienen contratada la tarifa regulada PVPC, como para los hogares que están con una oferta en el Mercado Libre.

Watiofy, conoce todas las ofertas que hay en el mercado y te ayuda a elegir la tarifa que más te conviene, según tu perfil de consumo para que puedas ahorrar en tu factura de la luz.

2. ¿Tienes la potencia contratada que necesitas?

La potencia contratada es la capacidad eléctrica que tiene tu casa para poder tener activos, al mismo tiempo, diferentes aparatos eléctricos. Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada. Por eso es fundamental contratar una potencia ajustada a tus necesidades de consumo.

Si en tu casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando pones a la vez, el aire acondicionado, la lavadora, el horno, el lavavajillas… Lo más seguro es que tengas margen para bajar la potencia contratada.

Cuanto más baja sea la potencia que contratemos, menor será gasto, pero tampoco se puede reducir drásticamente. Para hacer el cálculo de la potencia que necesitamos tienes que sumar la potencia de todos los aparatos y multiplicarla por un factor de simultaneidad, ya que no utilizaremos todos los equipos a la vez. El factor de simultaneidad de uso puede ser 1/3.

La forma de determinar la potencia es sumando la potencia nominal de cada uno de los elementos y multiplicando por un factor de simultaneidad, ya que no utilizaremos todos los equipos a la vez. El factor de simultaneidad de uso puede ser 1/3.

¿Cómo se tramita la bajada de potencia?

Tienes que llamar a tu compañía, que mandará un técnico para que modifique la instalación. Tiene un coste unos 10€, que cobra la distribuidora por los derechos de enganche y que se descuenta del recibo. Suele tardar un par de semanas.

Llámanos a 91 91 98 300 y averigua qué potencia de luz contratar para ahorrar en tu factura de la luz.

3. ¿Tienes derecho al bono social?

En España un millón y medio de usuarios que pueden solicitar el Bono Social y ahorrar el 25% de su factura de luz.

Este ahorro se aplica sólo a estén en el mercado regulado, es decir, para beneficiarte del bono social tiene que tener una tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) con o sin discriminación horaria. Si no la tienes, primero tendrás que solicitarla y, si cumples todas las condiciones, tendrás derecho a la bonificación.

Estos son los colectivos que pueden beneficiarse del bono social:

  • Colectivo pensionista: Si tienes 60 o más años y percibes la pensión mínima vigente en cada momento.
  • Colectivo familia numerosa o familia monoparental categoría especial.
  • Colectivo desempleados: si todos los miembros de tu hogar están en situación de desempleo.

En Watiofy te ayudamos a descubrir si te puedes beneficiar del bono social y ahorrar en tu factura de la luz, llámanos al 91 91 98 300.

4. ¿Puedes reducir el consumo?

Hemos hablado de aspectos como la discriminación horaria, la potencia, y el bono social, pero también hay otras formas para ahorrar en la factura de la luz.
Podemos reducir hasta un 50% el consumo si dejamos de derrochar energía y somos más eficiente en el consumo. ¿Cómo conseguirlo? Te ayudaremos a lograrlo con estos consejos:

Electrodomésticos

Elige programas cortos y que funcionen a temperaturas bajas (al calentar el agua es cuando más consumen).

  • Lavadora: temperaturas entre 40ºC y 60ºC implican un ahorro del 40% en luz.
  • Lavavajillas: los programas Eco funcionan a unos 50ºC.
  • Frigorífico: pensar bien donde lo vamos colocar y elegir un aparato que tenga el sello A+++.
    • Colocar el frigorífico cerca de focos de calor como ventanas, hornos o cocinas aumentará su consumo un 15%.
    • Un frigorífico A+++ ahorra un 55% en comparación con un aparato de gama media.
  • La temperatura del horno desciende aproximadamente 25 ºC cada vez que se abre.

Apagar del todo las pantallas y los aparatos electrónicos, dejarlos encendidos puede llegar a suponer un 10,7% del consumo energético de tu vivienda. Un pequeño gesto puede suponer un ahorro importante.

Calefacción

Los aparatos que utilizan resistencias son más ineficientes y caros, si evitamos este tipo de radiadores para calentar nuestra casa ahorraremos bastante.

Además debemos ajustar la temperatura. En casa, de 19°C a 21°C es una temperatura razonable, por la noche podemos bajarlo hasta entre 15°C y 17°C. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo. En la medida de lo posible utiliza equipos con termostatos electrónicos y opciones de programación.

Los radiadores deben estar limpios y sin nada que los tapen. Hay purgarlos al comienzo de la temporada , para que no tengan aire dentro que dificulta la transmisión de calor al exterior.

Pero no sólo hay que realizar un mantenimiento de los radiadores, también es necesario un buen mantenimiento de la caldera, puede ahorrarte hasta un 15% al año.

Agua Caliente

El agua caliente sanitaria representa el 26% del consumo energético total en una vivienda. Unas pocas mejoras y cambios de costumbres pueden reducir este gasto.

Si para calentar el agua tienes un termo eléctrico, debemos tener en cuenta estos 3 puntos:

  1. Racionaliza el uso del agua caliente.
  2. Regular l caldera para que el agua salga entre 30 °C y 35 °C. Si puedes, utiliza grifos termostáticos, usarás menos agua para regular la temperatura. La temperatura demasiado caliente te obliga a mezclar más agua fría para no quemarte, con lo que despilfarras más.
  3. Si tienes una Tarifa con discriminación horaria, utiliza un programador de enchufe para que sólo calientes el agua en el periodo donde la energía es más barata, puedes encontrarlo en cualquier ferretería ó tienda de bricolaje y tiene un coste muy barato.

Iluminación

Apagar las luces es sin duda el consejo más obvio. Apagar los interruptores cuando no se necesita luz es la forma más sencilla de ahorrar. Pero como no siempre es posible de recomendamos:

  • Utilizar bombillas de bajo consumo o bombillas tipo LED, te puede ahorrar hasta un 80%  respecto a las bombillas normales. Su coste inicial es más alto, pero su vida útil es mayor.
  • También son recomendables los halógenos y los tubos fluorescentes, especialmente en habitaciones grandes en las que se necesiten muchas horas de luz.
  • Y como siempre una buena limpieza y mantenimiento de la lámparas para no perder luz.

5. ¿Has comparado precios?

Una vez claro los 4 aspectos anteriores, tenemos que analizar nuestra factura actual y comparar cuales son las mejores ofertas del mercado que se ajustan a nuestras necesidades.

Comparando ofertas podemos ahorrar hasta un 20% al año.

Con nuestro comparador podrás averiguar qué tarifa de luz se ajusta mejor a tus necesidades de consumo para que solo pagues la energía que realmente consumes. Además, te ofrecemos asesoramiento energético con información útil, personalizada y de manera gratuita. ¿Te apuntas a ahorrar en tu factura de la luz con Watiofy?

5 claves para ahorrar en tu factura de la luz