INFORMACIÓN PRÁCTICA

¿Tienes contratada la potencia eléctrica que necesitas?

Ajustar nuestra potencia eléctrica es algo muy sencillo que nos puede ayudar a ahorrar bastante en la factura de la luz.

< Volver al blog
potencia eléctrica

Tu factura de la luz se organiza en torno a dos grandes conceptos:

  • El consumo de energía: es variable, pero puedes controlarlo y ajustarlo eligiendo bien la tarifa que mejor se adapta a tu perfil de consumo. Cada mes será diferente y, cuantos más kWh consumas, más subirá esta parte de tu factura.
  • La potencia contratada: es un coste fijo que depende de los kW que tengas contratados. Este gasto se repetirá idéntico mes a mes, aunque puedes elegir si quieres contratar más o menos kW.

Puedes cambiar la potencia eléctrica contratada en cualquier momento, pero solo se permite una modificación al año y que el cambio implica un coste. Por eso te recomendamos que hagas una buena estimación y así evitar posibles problemas con el término de potencia escogido.

A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber para poder calcular bien la potencia que necesitas y así ajustar tu factura de la luz.

¿Cómo saber si necesitas más o menos potencia?

La potencia eléctrica que necesita depende de los elementos que consumen electricidad, los principales consumidores de electricidad en una vivienda son:

  • Electrodomésticos
  • Iluminación
  • Calefacción eléctrica
  • Agua caliente por termo eléctrico

Hay maneras “caseras” de averiguarlo: si nunca te “saltan los plomos” es probable que tengas margen para bajar la potencia.

Si se supera la potencia contratada, el Interruptor de Control de Potencia (ICP) o los nuevos contadores inteligentes, si es que lo tienes instalado, harán “saltar los plomos” de forma automática. Esto es síntoma de que se necesita subir la potencia eléctrica.

La fórmula de determinar la potencia es sumando la potencia nominal de cada uno de los elementos y multiplicando por un factor de simultaneidad, ya que no utilizaremos todos los equipos a la vez. El factor de simultaneidad de uso puede ser 1/3 (un tercio) de la potencia total de nuestros electrodomésticos, es decir, habría que sumar las potencias de nuestros electrodomésticos y dividir entre 3. Con esto sabemos la potencia que necesitamos, el siguiente paso es escoger la potencia normalizada inmediatamente superior a este valor.

Te ponemos un ejemplo. El primer paso es saber la potencia que consume cada aparato eléctrico que tiene en tu vivienda. En esta tabla puedes verlo
tabla potencia aparatos eléctricos
A continuación debes sumar las potencias de los aparatos eléctricos para calcular la potencia máxima que puedes llegar a consumir si funcionasen todos los aparatos a la vez.

Y por último, escoger la potencia normalizada inmediatamente superior a este valor. En la siguiente tabla te mostramos las potencias normalizadas.
tabla potencias normalizadas

    En cualquier caso, cambiar la potencia no es una decisión que puedas tomar a la ligera. En caso de duda, puedes pedirnos asesoramientoa través de nuestro formulario contacto a llamándonos al 91 91 98 300, nuestro técnicos valorarán todas tus necesidades en detalle y te harán una recomendación.

¿Cuánto cuesta cambiar de potencia?

El cambio de potencia debemos solicitarlo a las distribuidoras de electricidad, pero este coste se abonará a través de la factura de la compañía suministradora.
Estos son los costes aproximados:

  • Unos 11€ por bajar la potencia, sin importar cuánto la bajes. Te llegará en la factura posterior al cambio bajo el concepto “derechos de enganche“.
  • Alrededor de 45€ por cada kW que decidas subir la potencia. Te llegará en la factura posterior al cambio bajo el concepto “derechos de extensión y de acceso“.
  • Dependiendo de cuál sea tu distribuidora, podrían cobrarte también en concepto de otras gestiones o depósitos. 

En el caso de aumentar la potencia contratada la compañía de distribución eléctrica puede pedir el boletín de reconocimiento de instalaciones de baja tensión si éste ya está caducado (a los 20 años) o si el boletín vigente marca una potencia máxima inferior a la nueva solicitada. Esto también implica un coste extra, que ronda los 100 – 150 €.

Para aumentos de potencia hasta 5,75 kW no suelen pedir el “Boletín”, debes solicitar un “aumento de potencia con revisión”, en este caso la distribuidora mandará un técnico que comprobará sin coste, si tienes instalada toma de tierra (para zonas húmedas) y si tienes los elementos de protección necesarios en tu cuadro eléctrico.

El cambio de la potencia eléctrica de una vivienda no es inmediato, tardará entre 15 y 20 días hábiles.