TRUCOS Y CONSEJOS

¿Tú también cometes estos errores que encarecen tu recibo de luz?

Los principales errores que hacen que nuestro recibo de la luz sea cada vez más caro son muchas veces por desconocimiento. Watiofy te los cuenta para que partir de ahora empieces a ahorrar en tu recibo de la luz.

< Volver al blog

El error más común es contratar una tarifa si saber cuales son tus necesidades de consumo y sin comparar toda la oferta disponible en el mercado. ¿Sabías que en el mercado existen más de 60 comercializadoras de energía con diferentes tarifas para cada perfil de consumo?

Comprobar tus condiciones

No cambies de comercializadora sin comprobar previamente las condiciones comerciales de la nueva oferta y que éstas mejoren tus condiciones actuales.

En la nueva oferta tienes que comprobar:

  • Precio del Término de Potencia*
  • Precio del Término de Energía*
  • Incluye servicios ¿Cuál es el coste? ¿Te interesan realmente?
  • Tiene Permanencia, en ese caso durante el primer año incluirá una penalización del 5% sobre el consumo estimado no realizado hasta el fin del contrato.

*Ojo, no necesariamente la mejora en el precio de uno de estos dos componentes mejora tu recibo, dependerá de la combinación de la potencia contratada y el consumo real.

Importante comprobar las condiciones de la oferta antes de contratar una nueva tarifa con tu comercializadora actual o con una nueva, solicita una oferta por escrito donde queden claramente reflejadas las condiciones de la nueva oferta.

Estima tu consumo

Estima tu consumo en periodo valle, te puede interesar una tarifa con Discriminación Horaria, este tipo de tarifas las puedes encontrar tanto en el Mercado Libre, donde cada compañía establece sus precios y ofertas, como en el Mercado Regulado, donde es el Gobierno quien estable el precio de la energía.
 
El horario valle o noche, en invierno va desde las 22:00 a las 12:00 horas y en verano de las 23:00 hasta las 13:00 horas, el cambio de horario invierno/verano coincide con los cambios de hora que se producen en Octubre y Marzo.
 
Si consumes más del 30% en horario valle, te interesa una tarifa con discriminación horaria, conseguirás importantes ahorros.
 
Con Watiofy puedes comparar todas las ofertas disponibles en el Mercado Libre y elegir aquella que más se ajuste a tus necesidades y a tu bolsillo.

Es posible que aunque veas que te hacen algún descuento muy interesante al principio, al final acabes pagando más. Desde Watiofy te recomendamos que leas bien la letra pequeña de estas ofertas. Por norma general, suelen estar condicionados a la contratación de servicios extra o sujetos a condiciones de permanencia que no te interesen. Un truco es comparar el precio con y sin descuento, así podrás ver si la oferta es interesan solo en el corto plazo o si también te va a interesar a la larga.

Revisa la potencia que tienes contratada

¿Sabes realmente que potencia necesitas? Tu instalación puede estar sobredimensionada, no te pases con la potencia contratada. El coste de la potencia contratada representa casi el 40% del importe final que pagamos en nuestro recibo de la luz. Ajustándola podemos conseguir un ahorro importante. En este caso el precio lo fija el Gobierno, para ahorrar tendremos bajarla. Pero antes de hacer tenemos que saber cual es la potencia que necesitamos.
 
Por ejemplo una pareja que vive en piso de 50 m² sin calefacción eléctrica podría ajustar su hasta los 3,45 kW. Una pareja con hijo que viva en piso de 70 m² sin calefacción eléctrica podría ajustar su potencia los 4,4 kW. Y una familia numerosa en una casa de 120 m² con calefacción eléctrica podría ajustarla hasta los 6,9 KW.
 
Por cada kW que reduzcas tu potencia contratada conseguirás un ahorro mínimo de 48 Euros al año.
 
Reducir la potencia en exceso podría ser perjudicial, hay que tener cuidado y no rebajar demasiado.
 
Presta atención a los aparatos en modo “stand by”. Todos los aparatos en stand by poco a poco van consumiendo energía, por lo tanto, desconectar todo lo que no vayas a utilizar como la televisión, el ordenador, el cargador del móvil y deja solo aquello que debe permanecer enchufado siempre como la nevera, por ejemplo, es un un buen truco para ahorrar.

Y si necesitas ayuda para saber la tarifa que mejor se adapta a ti, ¡aquí nos tienes! 91 91 98 300