Watiofy
¿Sobre qué quieres buscar?

Blog

Actualidad sobre el sector y consejos para ayudarte a ahorrar en tus facturas

Comparativa del precio de la luz en Europa

Comparativa del precio de la luz en Europa

Hace algunos días hablábamos en otro post de la subida histórica del precio de la luz en nuestro país este año pero, la subida del precio de la luz está afectando a todo el continente europeo. En Rumanía y Grecia, por ejemplo, también han tenido precios récord. Igualmente en Italia y Francia, aunque con subidas menos drásticas.

El precio de la luz en España es de los más caros de Europa, ¿lo sabías?

Para que conozcas el porqué de las diferencias de precios de la luz entre los distintos países de Europa, hemos realizado una comparativa del precio de la luz y de los factores que lo determinan. 

¿Cómo se fija el precio de la luz?

El precio de la luz varía según la subasta del pool eléctrico. El precio se fija en función de ciertos factores como son los costes de distribución y transporte, los impuestos y según la fuente de generación de la energía (el mix energético).

Denominamos mix energético a la energía que usamos en cada país que, como sabrás, es generada por distintas fuentes; renovables y no renovables.

La subasta del pool comienza por las fuentes más económicas, que son la nuclear y las renovables (es decir, estas dos son las primeras en entrar en el pool). Después, se sigue con el gas y el carbón. La ultima fuente de generación que entra en subasta es la que determina el precio final, sumándole los impuestos y otros costes regulados como son los cargos y los peajes de acceso (costes de transporte y distribución).

¿Por qué hay tanta diferencia en el precio de la luz en Europa?

Como podemos ver en el siguiente gráfico de datos del primer semestre de 2021 (según la fuente Eurostat), el precio medio de la luz en la Unión Europea es de 0,2192 €/kWh (un 3% más con respecto al semestre anterior).

España se sitúa por encima de la media ocupando el 5º país con el precio de la electricidad más alto, con 0,2323 € por kWh. Situándose por debajo de países como Alemania que ocupa la primera posición con el precio más caro 0,3193 €/kWh, Dinamarca, Bélgica e Irlanda. En el lado opuesto del ranking se sitúan Hungría con el precio más reducido (0,1003 €/kWh), Bulgaria y Malta.

Tabla de Precios de la electricidad para consumidores domésticos (Primer semestre 2021)

País  Precio kW/h en € (1S 2021)
Euro Área 0,2322
Unión Europea 27 0,2192
Alemania 0,3193
Dinamarca 0,29
Bélgica 0,2702
Irlanda 0,2555
España 0,2323
Italia 0,2259
Austria 0,2216
Portugal 0,2089
Luxemburgo 0,1988
Chipre 0,1976
Francia 0,1933
República Checa 0,1802
Finlandia 0,1767
Grecia 0,168
Eslovaquia 0,1668
Eslovenia 0,1662
Polonia 0,1548
Rumanía 0,1536
Letonia 0,1403
Lituania 0,1348
Estonia 0,1324
Croacia 0,1291
Países Bajos 0,1281
Malta 0,1279
Bulgaria 0,1024
Hungría 0,1003
   
Liechtenstein 0,2071
Noruega 0,1826
Islandia 0,1356
   
Montenegro 0,098
Turquía 0,0834
Serbia 0,0791
   
Bosnia-Herzegovina 0,0875
Moldavia 0,0851
Georgia 0,0631
Kosovo 0,0605
Ucrania 0,0485

Alemania tiene el precio de la luz más caro de la UE, más del triple que Hungría (el país que lo tiene más barato) y un 45,6% superior al precio medio de la UE. En cambio, España es el 5º país con el precio de la luz más elevado.

Precios de la electricidad (incluyendo tasas e impuestos) para los consumidores domésticos, primer semestre de 2021
Precios de la electricidad para los consumidores domésticos, primer semestre de 2021. (EUR por kWh)

Cuando dispongamos de los datos de Eurostat de la segunda mitad de este año veremos la evolución. No obstante, ya sabemos que se están registrando máximos históricos en el precio de la luz en nuestro país.

Si te interesa saber por qué sube el precio de la luz, te invitamos a leer este post en el que lo explicamos de forma sencilla.

Comparación de los factores que determinan el precio de la luz

A continuación, comparamos la situación de los países europeos en los tres factores principales que afectan al precio de la luz: impuestos, fuentes de generación de energía y costes de distribución y transporte.

1. Comparación a nivel de impuestos

El gráfico siguiente muestra la proporción de impuestos y gravámenes (incluyendo el IVA) en el precio minorista global de la electricidad para los consumidores domésticos en la segunda mitad del año 2020. Como podemos observar, cambia considerablemente de un Estado miembro a otro.

Proporción de impuestos y gravámenes pagados por los consumidores domésticos por la electricidad, primer semestre de 2021

España es el 4º país de la UE con una proporción mayor de impuestos (45,2%) en el precio de la luz.

Vemos que España tiene una alta carga de impuestos. Ocupamos la 4º posición de países de la UE con una proporción mayor de estos, con un 41,5%. Dinamarca encabeza la lista con un 64,1%. Alemania, a pesar de contar con un MWh más barato en el mercado mayorista, suministra la electricidad más cara por su política de impuestos, como puede verse en el gráfico, su carga es muy alta y ocupa el segundo lugar.

En cambio, los Países Bajos, se sitúan en el último puesto de la lista con un porcentaje negativo (es negativo porque realizan un reembolso).

La proporción media de impuestos y tasas de la UE es del 39,4%.

Actualmente en España, hay una reducción temporal del IVA y se está aplicando el 10% en lugar del 21%. Pero, a partir del 1 de julio y hasta el 31 de diciembre de 2022, pasará a aplicarse el IVA del 5%.

2. Comparación a nivel de fuentes de generación de energía

2.1 Situación general de Europa

En el año 2020, la situación del uso de las fuentes de generación de energía cambió con respecto a años atrás.

Cayó específicamente la de carbón, un 20%. Y ocurrió en casi todos los países debido a la disminución de la demanda de electricidad causada por el Covid-19. La generación de gas disminuyó solo un 4%.

También sufrió una caída del 10% la generación nuclear, principalmente por el cierre de algunas centrales nucleares en diversos países como Suecia o Alemania.

Las fuentes renovables (la eólica y, sobre todo, la solar) aumentaron y generaron el 38% de la electricidad (frente al 34,5% del año 2019), convirtiéndose en la principal fuente de electricidad del año pasado. Estos datos se traducen en que la electricidad de Europa en 2020 fue más limpia que los años anteriores.

La generación de electricidad a partir de fuentes renovables en Europa costaba la mitad que con combustibles fósiles, motivado por el aumento de los precios del gas y del carbón (precios casi duplicados en el caso del gas y un 70% superiores en el caso del carbón en esta primera mitad de año).
La electricidad limpia proporcionó un 66% de la producción eléctrica en la UE-27 en el primer semestre de 2021.

No obstante, las fuentes renovables aún tienen un crecimiento lento para alcanzar al objetivo de 0 emisiones y no son capaces de cubrir toda la demanda. Además, cuentan con el problema de interrumpibilidad cuando no hay tanta agua, viento o sol, creando la necesidad de ser respaldadas por las centrales térmicas de ciclo combinado que usan el gas para generar electricidad.

2.2 Situación concreta en algunos países

En España, el precio de la luz tiene gran volatilidad. En invierno, nuestros precios son de los más bajos de Europa porque los generadores eólicos, entre otras fuentes, pueden atender la demanda de electricidad pero, en verano, necesitamos importar energía para cubrir la demanda. El peso de las renovables en nuestro país ha ganado terreno porque se han cerrado centrales de carbón y nucleares pero, es todavía bajo y continuamos dependiendo mucho del gas y del carbón.
Por ejemplo, durante la primera mitad de 2021, el coste de generar energía en nuestro país a partir de plantas de gas y carbón costó el triple que con las eólicas y el doble que con las instalaciones solares.

Francia y Alemania utilizan energía nuclear, carbón y renovables principalmente. Estas son fuentes de energía que tienen un coste bajo de producción y que otorgan independencia frente al precio del gas y, por tanto, pueden ofrecer un suministro barato a sus habitantes. Francia genera un 80% de su electricidad con la nuclear y, en Alemania, más del 25% procede del carbón, aunque también crece en el uso de renovables.

En los Países Bajos, las centrales eléctricas de gas son flexibles y tienen una interconexión alta con el suministro de países vecinos como Alemania que le deja absorber su energía verde barata en verano. En cambio, países como Rumanía, Chequia, Polonia y Portugal dependen del carbón o tienen un mayor aislamiento a las redes de energía de países de Europa y tienen que comprar energía más cara.

3. Comparación a nivel de costes de transporte y distribución

En el siguiente gráfico se muestran los porcentajes de costes de transporte y distribución de la electricidad para los consumidores domésticos. Estos costes solo se informan una vez al año, al final del segundo semestre. Por lo que nos estamos refiriendo a datos de 2020.

Existe bastante diferencia entre ambos costes, observamos como los costes de distribución representan la mayor parte en comparación con los de transporte.

Esto es así porque la red de transporte se utiliza para transmitir grandes cantidades de energía en largas distancias y la red de distribución a la que están conectados los consumidores es más densa. Por tanto, es normal que su coste sea mayor.

Podemos ver como los países con menor densidad de población tienen costes de transporte superiores dado que necesitan una red mayor. Por el contrario, países pequeños y densamente poblados utilizan su red de distribución principalmente.

Los consumidores domésticos que más porcentaje de costes de distribución pagaron en 2020 fueron los residentes en Luxemburgo con un 100%, Eslovaquia con un 91,8% y Finlandia con un 90%. Mientras que el porcentaje más elevado de costes de transporte lo pagaron los residentes de Chipre con un 30%, Lituania 29,6% y Croacia con un 26,5 %.

Los consumidores domésticos de España pagaron un 80% de costes de distribución de la electricidad.

Porcentaje de costes de transporte y distribución pagados por los consumidores domésticos por la electricidad en 2020

Déjanos tu número y te llamamos gratis

Nuestros agentes están disponibles para ayudarte sin compromiso de 10h a 18h.

Hemos encontrado algún error en tu formulario, revísalo por favor.

Gracias por contactar con Watiofy

Hemos recibido correctamente tu datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver tu consulta.

Si necesitas hablar con nosotros antes, puedes llamarnos gratis al  91 91 98 300 y te atenderemos encantados.