Watiofy
¿Sobre qué quieres buscar?

Blog

Actualidad sobre el sector y consejos para ayudarte a ahorrar en tus facturas

Novedades en la potencia que puedes contratar en tu vivienda para ahorrar

Novedades en la potencia contratada de tu vivienda

Tenemos noticias (buenas) que darte acerca de la potencia a contratar en tu vivienda. Como ya sabrás, la potencia eléctrica es el número de kilovatios que se pueden contratar dependiendo del tipo de instalación eléctrica que tengas en casa. Es un coste fijo que pagas todos los meses, consumas o no electricidad. Tú eres quien elige si contratar más o menos y, por lo tanto, pagar más o menos.

Cuanta más alta sea la potencia, más pagarás.

Normalmente, se solicita al dar de alta el suministro de luz y no es algo que cambiemos de forma habitual. Probablemente nunca la hayas modificado en tu inmueble y por eso puede que estés pagando más de lo que necesitas.

Algunos motivos por los que se suele aumentar la potencia contratada son que aumente el número de habitantes de la casa (lo que supone mayor consumo eléctrico), que pasemos más tiempo en casa como ha pasado durante el confinamiento (por pasar a hacer teletrabajo u otros motivos). Así como comenzar a usar el aire acondicionado o la calefacción eléctrica, ya que, estos dos casos suponen un consumo de kW superior a cualquier otro electrodoméstico.

Cambios en los términos de potencia con la nueva tarifa 2.0 TD

Antes solo podíamos contratar un término de potencia para todo el día. La primera novedad que te traemos es que, desde el 1 de junio que entró en vigor la nueva tarifa 2.0 TD, podemos pagar menos por la potencia que tengamos contratada si la optimizamos. Con la nueva normativa nos permiten contratar dos potencias máximas diferentes, en función del tramo horario de cada una.

Si no lo modificas en tu contrato, te facturarán la potencia que tenías durante todo el día.

El cambio de potencia se puede solicitar en múltiplos de 0.1 kW, sin superar los 15 kW.

Modificar la potencia contratada suele tener un coste, para calcular el precio, se multiplican los derechos de alta por el número de kilovatios contratados en cada tramo.

¿Qué debo hacer? Algunos casos de ejemplo

Te damos una pista para hacerte una idea rápida de si necesitas subir o bajar la potencia contratada: ¿te han saltado los plomos alguna vez?

  • Si nunca te han saltado los plomos es un buen indicativo de que tienes contratada la potencia que necesitas o incluso tengas margen para reducirla.
  • Si por el contrario te saltan continuamente, significa que tienes contratada menos de la que necesitas.

Esto es un problema también porque tus electrodomésticos podrían sufrir averías por desconectarse tantas veces mientras están en funcionamiento.

  • Si tienes un coche eléctrico con punto de recarga, te interesa aumentar la potencia en el periodo valle para tener potencia suficiente para poder cargarlo por la noche y que te cueste menos.
  • Si tienes una segunda residencia a la que sueles acudir los fines de semana, te interesa reducir la potencia durante el periodo punta y mantener o quizás aumentar la del periodo valle, ya que los fines de semana y festivos entran dentro del tramo valle, el más económico. Y será ahí realmente cuando hagas uso de la mayoría de tus electrodomésticos.

En definitiva:

Reduce la potencia contratada para las horas en que menos uso vayas a hacer de tus electrodomésticos y así pagarás solo por lo que necesites. Ni más ni menos. El 52% de las horas semanales corresponden con el precio más caro de potencia: punta. Con las nuevas tarifas se estima que se pagará de media entre un 15 y 20%.

¿Sabías que puedes ahorrar cerca de 5€/año por cada 0,1 kW que reduzcas?
Por ejemplo, si tu potencia contratada es de 4,6 y la reduces a 4,1 kW, podrás ahorrar hasta 25 € al año.

Además, si tu potencia es menor a 3 kW puedes beneficiarte del bono social.

Pero ¡cuidado! Una menor potencia no siempre supone un ahorro mayor. No te pases reduciéndola o te saltarán los plomos al encender varios electrodomésticos a la vez, y tendrás que pagar un coste adicional por volverla a subir, por lo que la nueva subida se comerá todo tu ahorro.

Antes de cambiar, ten en cuenta el número de electrodomésticos que tenéis previsto usar al mismo tiempo todos los que habitáis en casa. También debes pensar si vais a necesitar más electrodomésticos próximamente o si vais a tener nuevos que tengan mayor potencia. Por ejemplo, ahora que llega el verano, ten en cuenta si vas a mantener tu casa refrigerada con aire acondicionado, ya que como decíamos antes, es uno de los dispositivos que podemos tener en casa con un consumo de potencia mayor.

Comprueba en este post si tienes la potencia óptima para usar tus electrodomésticos sin interrupciones en el suministro.

Si ya tienes claro que quieres cambiar, consulta nuestra guía del paso a paso para realizar el trámite.

Pero, si aún no sabes qué potencia necesita tu vivienda, nuestros expertos te ayudarán a resolverlas y te asesorarán sin compromiso en el teléfono gratuito 91 91 98 300.


Rocío Diez

Rocío Diez

Déjanos tu número y te llamamos gratis

Nuestros agentes están disponibles para ayudarte sin compromiso de 10h a 18h.

Hemos encontrado algún error en tu formulario, revísalo por favor.

Gracias por contactar con Watiofy

Hemos recibido correctamente tu datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver tu consulta.

Si necesitas hablar con nosotros antes, puedes llamarnos gratis al  91 91 98 300 y te atenderemos encantados.